Your travel memory is priceless, TripNtale keeps them safe so you don't have to   Showcase Your Trips Now! X

Bulería India

Viewed: 573  

 

En mi último viaje en tren el sol me acompañó. Nos habíamos levantado a la vez, y durante los paisajes de campos de arrozales, que de noche se apagarían quedando agualuneados, evocábamos las jornadas de un viaje que estaba tocando a su fin. Los dos bajaríamos en Delhi. En ocasiones nos mirábamos y nos emocionábamos de recuerdos; tiempo caduco que no podemos ni queremos olvidar.

Circunvalábamos Delhi. El redoblado compás marcado por las agujas de la maraña de raíles y el traqueteo posterior del tren eran palmas que hacían eco en un horizonte de chabolas, donde los niños jugaban riendo entre los vertederos y colectores que arrojaban, en torrente, los desperdicios de la ciudad. El sol, avergonzado por la escena, cambiaba el color y se ocultaba a trompicones detrás de las lejanas siluetas de cemento del centro de Delhi. Mas tarde, dejábamos a un lado un parque manchado de gente que, en círculos, festejaba con músicas y bailes sus pocos momentos de felicidad.

Decidí sacar mi imaginaria guitarra y acompañar esas ferroviarias palmas, que en cada cambio de vía, se arrancaban por bulerías.

Cuando me puse a tocar, sentí vértigo; el vértigo de quien descubre una clave que te hace resolver el enigma de un país incomprensible: India es una bulería que lo mismo aporta alegría y aires de fiesta, que profundidad salida del alma y dramatismo; un mundo lleno de absurdas estrofas que se acomodan arbitrariamente en los fascinantes ritmos y misteriosos compases de su vida; un universo de gritos y jaleo que siguen el correr de los dedos sobre las tablas; una improvisación incontrolable que se alarga o se acorta en el tiempo y en sus días. India es música espontánea que al escucharla bien, uno comprueba que los acordes no se repiten; es un aire lleno de esperanza melancólica que explota en cada uno de los corazones que viven en ella. India es una frase que oí en un disco de Tomatito: «como el agua de la lluvia, nadie sabe dónde va»...Un país que lo guardaré en ese dulce manantial que es el corazón. India es una bulería que igual parte que reconforta el alma.

Al llegar a la estación de New Delhi tomé un auto richsaw y, esta vez, en homenaje a Delhi, al alma de tan desconcertante resumen de la India, inventé una rumba mientras la anochecida enrojecía la ciudad.



Comments

Please Login or Sign Up to comment.

or

or


Soul India II 7 de julio - 22 de julio

india



Home Service done the smart way